sábado, 28 de febrero de 2015

DANIEL CANOGAR - INCONTABLE (SALA VERÓNICAS, HASTA EL 12 DE ABRIL)



El jueves estuve en la Sala Verónicas, en Murcia, viendo la expo de Daniel Canogar, "Incontable". Fue mi tercera vez.

Recomiendo entrar rápido desde la calle, un día soleado.

Canogar proyecta (in)significantes culturales descontextualizados sobre materiales desechados, detritus tecnológico como cintas de vídeo, cedés, teclas rotas, una calculadora inservible o discos duros viejos. Vemos números y palabras sueltas, fragmentos de vídeos caseros o películas grabadas de la tele, garabatos y patrones acelerándose, girando hasta salir de su eje, creando dibujos que colapsan continuamente, emborronando y desapareciendo.

Y eso es todo.

¿Y entonces, el nudo en la garganta de dónde viene? Probablemente, de que es difícil no reconocerse en esos vídeos caseros, en la música que contenían esos tropocientos cedés de la pieza principal, en los textos ilegibles que produce un teclado fantasmático, bajo el proyector.

La obsolescencia programada de nuestros productos culturales, la fugacidad de nuestros significantes.

Ciclos de consumo contabilizados en teraflops. Ejes que se parten y son sustituidos. Píxeles negros en pantallas. Cómprate otra.

Y luego sal a la calle de golpe. Te van a picar los ojos, claro. Pero no te coloques las gafas de sol ni te pongas la mano en la frente a modo de visera. No. En lugar de eso, piensa en la poesía negra y en la poesía blanca y en la frontera que acabas de atravesar. Y alégrate de que esté, la poesía, en tu vida. Igual ya tienes una mano en tu negro móvil, que espera en el bolsillo a que lo desbloquees y le eches un vistazo. Mírate, ahora, y ojalá que esa imagen se quede contigo, y te sirva de algo.

jueves, 26 de febrero de 2015

FIDEICOMISO

También somos familia de la gente de la sombra
que susurra confidencias cuando estamos dormidos:
sus palabras permanecen. Se preocupan por ti,
se alimentan de ti. Y tú puedes culparlos,
y encontrarte con ellos a la mesa
y entreabrir los baúles de siempre a la hora de la cena.
Ellos siempre dicen "ven" y tú siempre "tal vez luego",
y te hacen sentir inocente
pero más adelante lo arreglarás. Oh, sí: lo arreglarás
y todo firmaréis, ante notario.

viernes, 6 de febrero de 2015

UN POEMA DE MARÍA ELOY-GARCÍA




BIEN INMUEBLE


la nostalgia vive en el sexto piso
tira un papel por la ventana
y por un segundo
se confunde con el vuelo migratorio
de un pájaro que quiere aparearse
la mierda que lanza desde su arriba
cae sobre la raya en medio
de un preso en libertad condicional
que no recuerda cómo se iba a su casa
aquí el niño que lo ve todo
crea en ese momento en la parte izquierda del cerebro
un comienzo de neura
que asociará a la placidez veinte años más tarde
la bondad vive en el tercero
tiene una casa confortable pero incómoda
el odio tiene siempre un perro en la puerta del cuarto
pero la decoración de su casa es impecable
la timidez que vive en el quinto 
ve por la mirilla de su puerta blindada
la cabeza distorsionada de un gordo que es el mundo
en el noveno vive la veneración
la soltera que comparte piso con la envidia
el del octavo que es el tiempo
se quedó justamente encerrado en el ascensor
aquel día que viniste a mi casa
y yo soy ese edificio
pero nunca subo al décimo
la casa de la perfección que es una déspota
suelo sin embargo quedarme en el primero
del que nunca sé salir
allí vive el hastío que nunca pagó la comunidad
la memoria
que vive en el segundo
tiene el síndrome de diógenes
todo lo que sube a su casa
es digno de ser guardado
cualquier tontería tiene la dignidad de un tesoro
pero nunca recuerda al que se olvidó de ella
ese día subiré al séptimo
porque es justo allí donde habita el olvido


_________________________________________________________________________________


BOLA EXTRA: Un vídeo de Lee SonicYouth Ranaldo featuring María:

 Sevilla Shades May 2011 from Lee Ranaldo on Vimeo.