jueves, 26 de febrero de 2015

FIDEICOMISO

También somos familia de la gente de la sombra
que susurra confidencias cuando estamos dormidos:
sus palabras permanecen. Se preocupan por ti,
se alimentan de ti. Y tú puedes culparlos,
y encontrarte con ellos a la mesa
y entreabrir los baúles de siempre a la hora de la cena.
Ellos siempre dicen "ven" y tú siempre "tal vez luego",
y te hacen sentir inocente
pero más adelante lo arreglarás. Oh, sí: lo arreglarás
y todo firmaréis, ante notario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario