lunes, 6 de octubre de 2014

RECOMENDACIONES DEL TITI, 1



El otro día me llevé un guantazo. Uno metafórico, qué más quisiérais. Estaba leyendo El salón Barney, una extraña antología de poetas con facebook o algo así. El 60% de los integrantes me estaba resultando un coñazo supino, y el otro cuarenta, el decente, estaba compuesto por autores que ya conocía, con textos que en muchos casos ya había leído. Fue en ese contexto donde me llevé la hostia.

La hostia es la poesía de Silvia Oviedo. La poesía de Silvia Oviedo es la hostia.

Hacía que no me llevaba una merla así, de ésas que te tiran las gafas al suelo y te saltan las narices, un siglo largo.

La poesía de Silvia Oviedo va de una plataforma digital a otra, de un tablero de Pinterest a un vídeo de Youtube. Las herramientas que utiliza son adolescentes. El lenguaje, también.

Pero cuidado, porque justo ahí te mete el hostiazo. Tapaos la cara, majos.

Es decir, que no os la tapéis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario