lunes, 16 de junio de 2014

TUONE UDAINA



Siempre que sufro de insomnio pienso en Tuone
Udaina. Pienso en mi riachuelo particular,
de palabras. Y pienso en que adónde van.

Y pienso en Tuone,
que murió en una mina.

Todos llevamos adentro una lengua muerta
que desemboca en la insolación,
en la evaporación. En los valles interiores
de la provincia de la madrugada.

Luego decimos te amo
con vocablos polvorientos.

Comunicamos
la muerte materna

Como Tuone burbur,
que murió en una mina.

Que el idioma te sea leve.
Pensaremos en ti

en la madrugada

e intentaremos llevar
nuestra palabra escondida
hasta los mares del sueño
a puro contrabando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario